19 abr. 2015

Then picked up and flew beautifully out of my life.

Un cuervo se posó en el árbol que hay frente a mi ventana. 
No era el cuervo de Ted Hughes, ni el cuervo de Galway. 
Ni el de Frost, ni el de Pasternak, ni el cuervo de Lorca. 
Tampoco era uno de los cuervos de Homero, impregnados 
de sangre coagulada tras la batalla. Era sólo un cuervo.
Que jamás encajó en parte alguna
ni hizo nada digno de mención. 
Se quedó ahí en esa rama durante unos minutos. 
Luego alzó el vuelo maravillosamente
y salió de mi vida.

R. C.



Fotos: sa'ha whe     Modelo: CAROLINA ATUESTA     Poesía: RAYMOND CARVER.





We are eagles of one nest..








13 abr. 2015

Y tú que fuiste una piedra tan sólo, me enseñaste a ser piedra




Nada la hiere tanto como el exceso
de preguntas, porque preguntar es
acercarse, humillarse ante el núcleo coagulado.
Un llanto persistente lacera sus pómulos, pero no lo
detiene: permite que la capilla abierta de su infancia se ilumine
con luces de árbol. Futuro blanco y gris
del aliso, hipnosis del cedro, como cuando
un olor excesivo a néctar peina
su aliento. Llueve y llueve,
como si creciera en él la repentina necesidad de pacer
en la memoria de ella, con la cabeza descubierta en el muelle
en el que fumaba, soñadoramente, un cigarrillo y la guiaba,
a ella y al caparazón satinado de su quietud, hacia
la misma blancura que coronaba la lluvia, hinchada
y gradual. Qué lúcida es,
borrosa y sin filo, como escuchar,
para estar más despierta, la música con que lo rodeaba
para fascinar lo que hermosamente
había iniciado. Todo pájaro, pero sin recuerdos, piensa
ella, y vive en su pajaridad, no grávida,
sino extrañamente ligera, y quiere levantarse al alba,
cuando la nieve envuelve en su niebla a las montañas, y el mundo
duerme como si fuese
el mundo entero, y como si, por ello, pudiera verse
desde el principio, recién
entregado, como el sueño mismo, como la pálida fertilidad del sueño
al recordar ella su último descanso,
en el que se sumió, y se sume todavía, lenta y blanca,
preguntando hasta lo hondo, honda con su oscuro abajo.

T. G.







Fotos: sa'ha whe     Modelo: CAROLINA ATUESTA     Poesía: TESS GALLAGHER














5 abr. 2015

Bosque de oleaje

...
obsederte hasta
el ensarte hasta
el calambre y no
calmarte y no
saciarte sino
muy
lent
ame
nte


suspirar
sacar
puentes
mirar
infijo
oro
que el
vestido
dimana


contra
inesperado
fondo sin
vértebras
acaso no
sacas
ultramar
adentro


R. J. 





Untitled






Untitled






Untitled






Untitled






Untitled






Untitled






Untitled






Untitled
Fotos: sa'ha whe     Modelo: CAROLINA ATUESTA     Poesía: REYNALDO JIMENEZ






me impregno de tus sales...







No escribo sólo rayo la superficie de tu piel



en el aire suspendida va la suerte
por su parte tan herida por el aire
indemne luz hecha de espuma y tú
a solas con la bruma que te abruma
con la lágrima que te pone en tu lugar
horadar de la diadema de los médanos
será música si nació contigo
risa pánica haber nacido
en la rabia en la memoria encinta
va la suerte sin apuro pura savia
al ras de este destiempo va la parca
dueña oscura jugando con su alfil
será el amanecer que te hace añicos
cada vez más chicos van heridos
la oscuridad será será
indemne azul y tú.

R. J. 







Untitled






Untitled






Untitled






Untitled






Untitled
Fotos: sa'ha whe     Modelo: CAROLINA ATUESTA     Poesía: REYNALDO JIMENEZ







la flor del cactus me sana/ con su desértico beso...